Jóvenes soldados

Hoy, hace aproximadamente 200 años, el patriota José Félix Ribas se hayaba en una crisis militar al carecer de un cuerpo armado suficiente para defender la ciudad de La Victoria ante el conato de toma de las fuerzas realistas dirigidas por José Tomás Boves. Debido a esto, Ribas se vio en la necesidad de tomar una decisión polémica, pero que en aquella época es más aceptable de lo que sería hoy día: tomar a los jóvenes estudiantes y armarlos para que participasen en la defensa de La Victoria, y así fue, Ribas tomó a los estudiantes y los instruyó en el uso de las armas bélicas y los formó inmediatamente para que acudieren en ayuda, trayendo estudiantes de otras ciudades para defender la ciudad que era uno de los principales centros que manejaban los patriotas y no podía perderse, vinieron como complemento a todas las fuerzas armadas que allí estaban y todavía -según las cifras históricas- seguían siendo minoría, menos de la mitad de los que eran militarmente los realistas, pero contaban con algo: tenían mayor variedad al haber seminaristas, soldados de escuadrón, jinetes y algunas piezas de artillería contra jinetes, infantes y unos cuantos cañones de las fuerzas realistas. Las fuerzas lideradas por Ribas tuvieron éxito cayendo el final de la tarde, pero no sin ninguna baja, como ocurre en toda batalla o enfrentamiento y se trataban de estudiantes que se entregaron por Venezuela.

Hoy en día, se conmemora esto como el Día de la Juventud, aunque no siempre se le ha dado la gran importancia por los estudiantes, hoy salen ellos a protestar, salen a la calle como lo hicieron hace 200 años los estudiantes y a lucha por su Venezuela, igual que hace 200 años, pero la diferencia es notoria: nadie los reclutó, no están empuñando armas y se están expresando con la fuerza y legitimidad que la Constitución les atribuye. Los jóvenes hoy salen a protestar, porque no hay papel para periódico, porque hay retardo procesal, porque los controles aduaneros son cada vez más estrictos y no tienen ningún tipo de consideración, porque hay impunidad, porque hay corrupción, porque el lenguaje del gobierno solo incita a la división del pueblo, porque manipulan la información, porque manipulan los medios, porque manipulan a las personas y porque se deteriora la educación, porque empobrecen nuestra economía, porque cada día estamos más oprimidos y porque cada día la ofensiva económica no es, ni será, eficaz por no estar instruidos verdaderamente, porque no hay hombres de ciencia puestos en el gobierno que sepan con seguridad como enfrentar los retos de la Venezuela de la segunda década del siglo XXI.

Hoy no seremos soldados, hoy somos estudiantes y anhelamos el futuro pleno de este país para no hacer de esto un sueño, sino una meta. No utilizamos la violencia, no perjudicaremos a otros venezolanos, haremos lo que haga falta en el marco de lo antes mencionado para poder hacer los cambios que Venezuela necesita.

Nuestra arma es la educación.
¡Qué viva la juventud!

@EnsayoVenezuela

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s