La Ciudad Universitaria de los años 50

Hoy me levanté como cualquier día normal y por la tarde a la llegada de mi casa duermo un rato. Posteriormente, me levanto y divago un rato en las redes sociales, hasta que ví a la Venezuela, a la Caracas emblemática de los años 50. Pude ver como un amigo, publicaba fotos y las compartía de la Universidad Central de Venezuela en la década de los 50, unas de éstas fotos compartidas muestran al Hospital Universitario días antes de su inauguración. Pude visualizar fotos de un lugar hermoso, lleno de color y vida, en un ambiente tranquilo -Aunque para parte de ésta década transcurría el período despótico y dictatorial del Presidente Pérez Jimenez- donde se ejerce la misma actividad 62 años después: educar a los estudiantes universitarios.

Me gustaría poder hacer un retorno y visitar esa antigua UCV de los años 50, poder ver con mis propios ojos, aquella estructura tan esencial en la sociedad venezolana. La también conocida como “La casa que vence las sombras” hoy en día sigue ubicada en el mismo lugar del principio: Plaza Venezuela. Sin embargo, para la quinta década del siglo XX, este lugar no era más que una urbanización sencilla donde se ubicaba la universidad a la cual acudían miles de venezolanos. Hoy día, Plaza Venezuela representa el eje central de toda la ciudad de Caracas, lugar donde el tráfico colisiona de manera preocupante al ver tantos vehículos cargados de personas con una monotonía que los aturde momentaneamente; el principal centro de embarque y desembarque de la estación del metro; donde se centra gran cantidad de actividades comerciales y financieras; es el eje que conecta toda Caracas entre sí, y como diría John Lennon en pocas palabraas “vivimos en un mundo donde (…) la violencia se practica a plena luz del día”. Así es, hoy Plaza Venezuela como eje central de Caracas, se ha convertido en lugar donde muchos venezolanos caminan con miedo, por sus altos niveles de inseguridad: secuestros, robos, atracos, asesinatos, todos en niveles exorbitantes. Donde también se visualiza la indigencia que a algunos se les estremece el pecho al caminar por la urbanización y ver una persona que por descuidos de la vida, hoy le han pasado factura y le ha salido muy costoso.

Retornando entonces, en las fotos (que anexaré al final) del Hospital Universitario, se visualiza una desde las afueras de la universidad y otra frente a dicho centro de salud antes de su inauguración. El hospital lleno de colores, de llamativa apariencia, hoy en día sigue en sus funciones pero con una estructura despreciable, víctima del desgaste del tiempo y que no ha sido reparado, como la universidad en sí, que posee un nivel de exigencia académico alto y admirable, pero su estructura está en un nivel de deterioro y desgaste que le ha arrebatado “el carisma” a la universidad. Centro académico que también se ha transformado en centro de delincuencia, se evidencian actos de vandalismo contra las facultades al igual que atracos a mano armada contra los estudiantes.

Confío en que llegará la próxima recuperación y renovación de las instalaciones de la Ciudad Universitaria al igual que la tranquilidad para todos sus estudiantes que por razones laborales o de disponibilidad, se ven en la necesidad de estudiar y deambular en la universidad durante las noches.

@EnsayoVenezuela

Publicado con WordPress para BlackBerry.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s