Orlando Viera-Blanco: “Finja que es cierto, pero diga la verdad”

Finja que es cierto, pero diga la verdad
Es un gesto impostergable, llamar al entendimiento del país
ORLANDO VIERA-BLANCO | EL UNIVERSAL
domingo 6 de mayo de 2012 12:00 AM

Un hombre del peso político e histórico del presidente Chávez en un país esencialmente providencial y mesiánico, no puede mantener en silencio la exactitud sobre su salud, y mucho menos dejar en improvisaciones, asuntos de suplencia. Es su deber aclarar esas dudas. Y no hacerlo, no supone otra cosa que favorecer un estado de anarquía y violencia ex profeso.

En lo político y en lo social -habiendo reconocido el peso de la figura del Presidente- ese secretismo que rodea su estado de salud, es a lo menos una irresponsabilidad. El dilema sobre su capacidad de seguir gobernando el país no es un asunto personal ni esencialmente emocional. Es un tema de Estado, de orden constitucional y ciudadano, que demanda institucionalidad… El vacío de poder que podría generar la salida inadvertida del poder del presidente Chávez, es un salto a la nada para nada justo ni noble con el pueblo que le cree, y reclama paz y estabilidad. Sabemos que el poder ha obnubilado la razón y la prudencia. Pero es un gesto impostergable llamar al entendimiento del país.

No hablamos de disputas entre un Chávez vs. oposición, sino de confrontaciones en el propio seno del PSUV y de las mismas FFAA… No es difícil predecir que a esta hora muchos del “polo patriótico” y algunos militares, están deshojando la margarita de la sucesión. Y es el propio país que venera e idealiza al presidente Chávez, el que sufre por partida doble tal indefinición. Temen por su vida, pero también temen por la crisis que las ambiciones de mando puedan desatar… El pueblo no quiere sucesión porque no la concibe, por lo que debe ser el jefe de Estado quien lo internalice, lo ordene y lo desmitifique.

A Capriles -como líder de la oposición- le reitero que el asunto no debe ser obviado. Es importante sembrar en la opinión pública el acierto que la agenda en cualquier circunstancia, no es ni la violencia ni los atajos. Que ese camino no está de este lado y que las elecciones del 07-O, van… Pero paradójicamente hay que tener presente que no todo es electoral, por lo que debe hacerse un alto en la campaña y preguntarle firmemente al presidente Chávez cuál es la realidad de su quebranto, ¿cuánto más gobernará desde Cuba?

El Presidente está enfermo no sólo de cáncer, sino también de poder… Espero pueda superar ambos males, tanto el físico como el espiritual… en un país también gravemente enfermo, que demanda de un esfuerzo supremo de desprendimiento y magnanimidad para despejar su propio laberinto. Este debe ser su legado, Presidente… Pablo Neruda alguna vez ventiló la necesidad del ser querido por verse realmente amado, en una elocuente frase: “finge que la quieres, pero dile que la amas”. Pues nada, yo le pediría. Finja que es cierto Sr. Chávez, pero díganos la verdad.

vba@vierablanco.com t: @ovierablanco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s